Lugares imprescindibles que deberías conocer este verano


El verano ha soltado amarras. Empiezan los días de playa, el terraceo y las ansiadas vacaciones. Hoy queremos que nos acompañes a descubrir lugares isleños, 100% auténticos, con sabor mediterráneo, que se escapan a las guías de viaje y que no deberías perderte esta temporada.
Ponemos rumbo al norte, una de las zonas que más aprecio. La Serra de Tramuntana, Patrimonio Mundial, es visita obligada. En Valldemosa, decimos adiós a los topicazos, y nos saltamos la cartuja y a Chopin.  
         
Reserva el brunch del agroturismo Son Viscos, desayunarás en una terraza que ni el músico polaco ni Gerorge Sanz hubieran imaginado.  
 
   
            
Saborea y disfruta de los productos locales y ecológicos que cultivan, para luego perderte en sus jardines y sentir la calma de este mágico espacio.
En Valldemossa puedes parar e ir comer coca de patata o no... lo que no puedes dejar de hacer es una parada en Obsolete, una tienda con un carácter especial.
Muebles, artículos vintage y piezas artesanas del mediterráneo, donde encontrarás nuestros productos, rodeados de una atmósfera muy singular.
Si el hambre acecha acércate a Deià, antiguo pueblo de artistas, come en uno de mis restaurantes favoritos Ca's Patró March, ubicado en la famosa cala del anuncio de Estrella Dam, ojito que hay que reservar, date un bañito y a la vuelta para en Sa Fonda para el café o el gin-tonic. Las noches allí son 100% isleñas con música en vivo y un ambiente aún bohemio. 
Y del norte nos vamos al Sur al Cassai Restaurant en Ses Salines. Un establecimiento ubicado en una antigua casa mallorquina de más de 300 años que, aunque seguramente saldrá en las guías, es visita obligada.       
Cassai es un lugar que enamora y con una tienda que quita el sentido. Si te animas a hacer más quilómetros ves el Cassai Beach en la Colónia de Sant Jordi, ubicado frente al mar. Hará que los ojos de hagan chiribitas. 
Las puestas de sol con la isla de Cabrera al fondo es algo que este año tengo que experimentar. 
Desde allí salen excursiones pero si este plan no te seduce y tienes fuerzas, camina hasta la playa de Es Carbó, una de las pocas playas aún vírgenes. Si tienes suerte y no sopla el viento disfrutaras de una de las aguas más cristalinas de Mallorca. Para disfrutar del espectáculo, cuanto antes llegues mejor. 
De vuelta a Palma, la ciudad ofrece infinitas posibilidades. Mi debilidad es la zona de Santa Catalina, antiguo barrio de pescadores. Tapea en el mercado y descubre sus tiendas de diseño. Si eres una adicta a la decoración y a la moda, aléjate del barullo, y sube hasta Mozaic, te enamorará.
No puedes irte de Palma sin comer un llongüet en el bar Can Trispol y recorrer el casco antiguo.
Acércate a la calle Brondo para hacer una parada en Opia. Una tienda, que es placer para todos los sentidos, con una variedad infinita de productos de hogar y para ti, seleccionados con un gusto exquisito.
Nuestra última ruta recala en la bahía de Alcúdia. Si lo que buscas son chiringuitos de playa y arena blanca ves a Ses Casetes dels Capellans y pasa el día en La Ponderosa Beach.
        
La guinda a esta zona es 39 Graus Nord en el puerto de Pollença, una tienda que apuesta por las nuevas marcas mallorquinas, por el diseño local contemporáneo y de la que es imposible salir sin comprar nada.
Hasta aquí algunos de mis imprescindibles, de mis rincones favoritos y tiendas para enamorar en las que me siento como en casa y en las que ES BOLIC tiene el placer de estar presente.
Hemos dejado atrás los souvenirs de camisetas chusqueras, los chiringuitos con sillas de plástico y la música de gasolinera... El verano ha empezado, así que a disfrutarlo y si es en sitios bonitos mucho mejor!

2 comentarios


  • Tamos.

    Me encantan todos los lugares que has visitado. Y las fotos son bellísimas. Gracias por compartir!! ??


  • Isabel son viscos

    Gracias guapisima….


Dejar un comentario