Berenar ES BOLIC I. Una experiencia de grandes ingredientes


Plinio el viejo dijo una vez que muchas cosas se reputan imposibles antes de haberse realizado. Nunca pensé que la primera experiencia ES BOLIC 1.0 aconteciera tal y como había imaginado. Incluso mejor. Ni que me llevaría a conocer a gente extraordinaria. 

No sé cómo surgió la idea... quizás estaba deseosa de salir del letargo invernal. Lo que sí sé es que quise crear algo especial y con muchos ingredientes.

Berenar ES BOLIC fue un encuentro de conocidos-desconocidos, un networking al aire libre, una acción para hacernos visibles, un cúmulo de buenas vibraciones y una vorágine de locura primaveral perfecta e imperfecta pues quizás se escaparon detalles que mi mente no llegó a alcanzar y por los que pido de antemano disculpas. 

Quería que fuera un encuentro creativo en el que poder disfrutar de la fotografía y estrechar lazos 2.0. en torno a la familia IG. Un evento en el que todos tuviéramos un papel protagonista, que fuera la suma de muchos para el beneficio de todos. Y así estuvimos.

Y no solo del paladar. Aunque hacerlo lo hicimos y mucho. No creí que la gran mesa se quedara pequeña para exponer tantas y tantas exquisiteces. Bocados... 

 

... para quitar el sentido.

Surgieron colaboraciones, nuevas amistades y sobre todo mostramos el trabajo muchas empresas locales y de emprendedores que, como yo, han apostado por un sueño.

Han pasado tantas semanas que parecen siglos. Tantas como instantes que aún recuerdo. Del caos inicial con viento huracanado a los últimos retoques de María Cañizares @sweetsaltykitchen en su pastel de brossat.

Hoy echo la vista atrás y no puedo dejar de estar abrumada por la gran colaboración de todas las personas que hicieron posible esta primera experiencia creativa y dijeron sí al berenar de ES BOLIC, dando vida a...

Empezando por María, Michael e Isabel del Agroturismo Son Viscos, que marcó el punto de inflexión para que todo fluyera; Embotits Can Llompart, cuyos productos fueron dignos de exposición.

Como también lo fueron los panes artesanos de Rustic Binissalem o el alabado queso de Formatges Tramuntana.

En un bon berenar malloquí nunca falta el buen aceite para aderezar el pan restregado con tomate de 'ramallet', ni y tampoco las aceitunas. Si no... no es auténtico. Y allí estuvieron Oli de Mallorca, Olives de Mallorca y Oli Moix. Este último producido justo en Valldemossa y al que agradezco esa mano amiga en los momentos previos.               

          

Mallorca Fruits, nos sorprendió con unas exquisitas almendras, dulces y saladas. Un aperitivo perfecto, auténtico y muy isleño. Volaron! Sobre todo las caramelizadas que se sirvieron en forma de piruletas, a las que no les faltó detalle, y que suscitaron la admiración de uno de los grandes instagramers que asistieron esa tarde. 

Yo Como Eco se sumó a la cita para aportar frescura y colorido con sus cestas de fruta y verdura. Fue un verdadero placer conocer más de cerca este proyecto, que apuesta por la producción ecológica y local, y al que deseo el mayor de los éxitos.

Las galletas más tradicionales y auténticas de la isla, fabricadas en el corazón de Mallorca cruzaron la isla hasta Valldemossa. Quely, con queso, con sobrassada, con la genial mermelada de Pep Lemon o simplemente solas. Pim pam... Una tras otra... sin parar, a veces con un traguito de vino. Son, simplemente, perfectas. Y un vicio muy mallorquín que forma parte de la cultura gastronómica isleña.

Con tanta comida, la bebida fue indispensable. Se descorcharon vinos de Macià Batle, una de las más prestigiosas bodegas y con mayor solera de Mallorca. Tinto, rosado y blanco. Buenísimos.  

Y la original cerveza de Beer Lovers Mallorca desapareció a una velocidad de vértigo, tanto como los refrescos de Pep Lemon, igual de auténticos y genuinos, quienes también nos sorprendieron con una caja de Gin-Lemon. Un producto para quitarse el sombrero y que casi tumba a una de las periodistas que cubrió el evento.  

Entre tantas estrellas gastronómicas Forn Sant Francesc, icono de IG, volvió a brillar con una elaboración espectacular, tal y como nos tiene acostumbrados: un pastís de fulls i fruites (un milhojas de frutas) con el logo de Instagram. Igual de bonito como  delicioso. Tanto que se formó cola.

Y aunque Joan ostenta el título de la mejor ensaimada de Mallorca, fue Pastelería Campomar de Peguera -quienes también han decidido emprender y continuar con la tradición familiar-, los que obsequiaron a los asistentes con el postre más típico de la isla. 

Un berenar auténtico y mediterráneo 

Y así celebramos la llegada de la primavera, rindiendo homenaje a la payesía de Mallorca con una buena merienda a la mallorquina. 

Si bien, no creo que los campesinos de antaño disfrutaran de los manjares que se sirvieron esa tarde sobre una mesa de más de tres metros, que no creí llenarse de tantas exquisiteces. 

Lo cierto es que antiguamente, los campesinos echaban mano de lo que tenían, lo metían en el mocador de bolic, lo ataban e iban a hacer el jornal.  

Bajo este concepto, y tras tres semanas de trabajo, la primera de ellas llena de decepciones, nació #berenar_esbolic. Certificando la célebre frase del sabio romano.

Fue tradicional con aires contemporáneos, al estilo de ES BOLIC, en un entorno idílico, como es el agruturismo Son Viscos, un lugar que irradia una energía especial y que no sólo se debe a su paisaje sino a las personas que le dan vida.

En definitiva, una tarde primaveral, no sé si perfecta, pero, sin duda, con muy buen rollo, llena de detalles como los centros de flores de Mónica Man, o los textiles mallorquines de Bujosa, que, junto a las piezas de menaje de cerámica de Pòrtol, procedentes de Sa Roca Llisa, vistieron una mesa excepcional, la gran protagonista de nuestra primera experiencia, y en torno a la cual nos reunimos más de 30 personas para disfrutar de la compañía, la fotografía y promocionar así la gastronomía y artesanía local. 

Una experiencia con muchos momentos...

... plasmados por tanta gente amiga y especialmente por Mónica Martí Sastre, cuyos vídeos siguen emocionándome como la primera vez.

La tarde dio para mucho. Así que no os perdáis el próximo post porque va a estar cargado de anécdotas.

TO BE CONTINUED... 

* Recopilación de fotos tomadas por los asistentes al evento; Mónica Martí Sastre, Lorena Arance, Daniel Rotger, entre muchos otros. Gracias!!


Dejar un comentario